¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal?

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) engloba dos patologías, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. 

En España la colitis ulcerosa es más frecuente que la enfermedad de Crohn, 58% frente al 42%, y se espera que esta diferencia aumente ligeramente en los próximos años. Las dos se caracterizan por ser enfermedades del intestino esencialmente, autoinmunes, inflamatorias y crónicas, que evolucionan en brotes (fases activas) y periodos de remisión (fases inactivas). Ambas alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes y comparten además características clínicas y patológicas. Algunos síntomas comunes son: diarrea, sangre en las heces, cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito, pérdida de peso y fiebre.

Aunque también existen diferencias clínicas y patológicas entre las dos. Por ejemplo, la zona de afectación. La colitis ulcerosa se caracteriza por lesiones inflamatorias crónicas en la pared del intestino grueso (colon), mientras que la enfermedad de Crohn puede aparecer en cualquier parte del aparato digestivo (desde la boca hasta el ano). 

Solo se puede tener una u otra, no ambas a la vez. En los casos en los que existen dudas de cual de estas dos enfermedades provoca la inflamación, se usa el término colitis indeterminada.

 

Causas de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa

La causa de la EII se desconoce, aunque se cree que puede deberse a la interacción de factores genéticos, ambientales y a cambios en la microbiota intestinal 

Es decir, no hay una sola causa que produzca Crohn o colitis ulcerosa. Aparecen en personas genéticamente predispuestas en las que inciden ciertos factores ambientales e, incluso, las propias bacterias intestinales, que provocan una alteración del sistema inmune desencadenando una respuesta inflamatoria anómala que se perpetúa en el tiempo y que termina produciendo la enfermedad. De lo que se desprende, por lo tanto, que LOS PACIENTES NO SON CULPABLES de la aparición de su enfermedad porque esta no se desencadena por algo que se hace o se deja de hacer, como la dieta o el estrés.

 

Dónde, cuándo y quién puede desarrollar una enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

Se desconocen las causas que la provocan, pero algunos datos indican que:

  • La EII es más común en los países desarrollados y en las zonas urbanas.
  • España ha aumentado el número de casos de EII en las últimas décadas.
  • Puede afectar a cualquier raza o grupo étnico.
  • Afecta por igual a hombres y mujeres.
  • Pueden diagnosticarse a cualquier edad, pero con mayor frecuencia antes de los 30 años.
  • La enfermedad de Crohn se ha duplicado en niños menores de 10 años desde 1996.

 

Evolución 

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son patologías crónicas sin un tratamiento definitivo. Es decir,  no curativo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la evolución de estas patologías puede variar en función de los tratamientos que se administren, aquellos que han demostrado producir cambios positivos en el pronóstico y evolución de la enfermedad a corto y a largo plazo. 

No obstante, la evolución y la respuesta a los tratamientos existente es INDIVIDUAL. la eficacia de estos tratamientos varía de unos pacientes a otros y a veces es necesario probar con distintos medicamentos hasta dar con el más efectivo para el paciente.

No obstante la eficacia de estos tratamientos varía de unos pacientes a otros y a veces es necesario probar con distintos medicamentos hasta dar con el más efectivo para el paciente.

Texto revisado por Santiago García López. Responsable de la consulta monográfica de enfermedad inflamatoria intestinal. Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.  

 

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Webmaster | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2017