Cuando el paciente participa en la toma de decisiones

Recientemente la revista Patient Education and Counseling  ha publicado un estudio realizado en Canadá sobre la percepción que los pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) tienen de su participación en la toma de decisiones compartida (TDC) sobre el tratamiento.

Con esta investigación se describen las relaciones entre la calidad de la información proporcionada por el facultativo especialista, la participación del paciente en la toma de decisiones compartida y los resultados en términos de satisfacción y ansiedad relacionados con el tratamiento de la EII.

La recopilación de datos del estudio se llevó a cabo a través de una encuesta online en la que participaron 200 pacientes canadienses con EII y el modelo teórico de toma de decisiones compartidas se ajustó mediante análisis de rutas.

Pero en qué  consiste el modelo de toma de decisiones compartida. Es un modelo que se basa en la calidad de la información facilitada por el médico al paciente. La definición más conocida se caracteriza por incluir los siguientes elementos:

  • que al menos hay dos participantes (médico y paciente)
  • que ambas partes compartan información
  • que ambas partes tomen medidas para llegar a un consenso sobre el tratamiento preferido
  • que se llegue a un acuerdo sobre el tratamiento a seguir

Aunque la toma de decisiones compartida se puede aplicar a cualquier tipo o motivo de consulta, puede ser especialmente importante cuando se abordan en enfermedades crónicas en las que puede haber varios cambios de tratamiento como es el caso de la EII.

Para la investigación canadiense, los investigadores encabezados por Sophie Veilleux, tuvieron en cuenta tres componentes que deben formar parte del TDC: comprensión de la información, participación del paciente y seguridad en la toma de decisiones.

Este estudio canadiense ha mostrado que la calidad de la comunicación entre el médico y el paciente está estrechamente relacionada con los componentes de modelo de toma de decisiones compartida. A su vez, la participación de los pacientes en la toma de decisiones compartida se asocia significativamente a una mayor satisfacción y, como resultado, a una menor ansiedad asociada a la selección del tratamiento.

Para los autores, este estudio demuestra la importancia de involucrar a los pacientes en la toma de decisiones de tratamiento compartido a la hora de abordar el tratamiento de  la EII. También consideran que la comprensión por parte del paciente de cómo es el modelo de toma de decisiones compartida puede motivarle a ser más activo en la identificación de la información relevante para la elección del tratamiento porque está relacionada con su nivel de satisfacción, ansiedad y adherencia al mismo. Por último, apuntan a que la suma de todos estos puntos debería animar a los especialistas en digestivo a promover la toma de decisiones compartida.

 

 

Referencias bibliográficas

S. Veilleux, et al., Patients’ perception of their involvement in shared treatment decision making: Key factors in the treatment of inflammatory bowel disease, Patient Educ Couns (2017), http://dx.doi.org/10.1016/j.pec.2017.07.028

C. Charles, A. Gafni, T. Whelan, Shared decision-making in the medical encounter: what does it mean? (or it takes at least two to tango), Soc. Sci. Med. 44 (1997) 681–692.

Fuente

Science Direct

 

Tags:
comunicacion medico paciente, paciente, satisfacción, consulta

Categorias:
Investigación

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Webmaster | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2018