Encuentran un vínculo entre la autofagia y la EII

Un equipo de la Universidad de Warwick (Reino Unido) ha descubierto un vínculo entre la inflamación y la autofagia, un proceso celular. Este avance puede tener aplicaciones en tratamientos del cáncer de colon, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa u otras enfermedades del intestino.

La investigación dirigida por el Dr. Ioannis Nezis en la Escuela de Ciencias de la Vida de Warwick ha sido publicada en Nature Communications.

Pero ¿en qué consiste la autofagia? Se trata de un proceso esencial a través del cual las células se “comen” las partes dañada y otros elementos nocivos (bacterias y virus, por ejemplo) para renovarse y así mantener nuestros cuerpos sanos. Lo que apunta esta investigación es que cuando la autofagia es disfuncional causa inflamación con la consecuencia de hacernos susceptibles a enfermedades, especialmente en el intestino.

Para llegar a este hallazgo, el Dr. Nezis y sus colegas han identificado una proteína regulada por la autofagia y a la que han bautizado como Kenny. El comprender esta relación podría llevar a encontrar más tratamientos para las enfermedades intestinales, como el cáncer de colon, el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

Los investigadores detectaron este fenómeno en las moscas de la fruta, convirtiendo a Kenny en fluorescente -para que fuera visible- y observando y observando a nivel microscópico que la proteína estaba presente en la célula donde se daba la autofagia.

Además, señalan que la autofagia disfuncional causa una inflamación grave en las moscas de la fruta, particularmente en el intestino, lo que hace que el tejido se inflame, causando enfermedades y haciendo que la vida útil de una mosca de la fruta sea la mitad de la de otras moscas.

Los seres humanos están aún más amenazados por la relación entre la autofagia, la inflamación y un intestino disfuncional o enfermo - porque nuestros cuerpos carecen del motivo regular de los aminoácidos que Kenny utiliza en las moscas de la fruta, lo que hace que su descomposición por autofagia sea difícil de controlar o regular.

Además, "Se ha demostrado que los compuestos naturales presentes en frutas y verduras como granadas, uvas rojas, peras, hongos, lentejas, soja y guisantes verdes activan la autofagia, por lo que la inclusión de lo anterior en nuestra dieta ayudaría a prevenir la inflamación y aliviar los síntomas de las enfermedades intestinales" señala Dr. Nezis.

¿Qué es la autofagia? Edición 09/07/2018 

La autofagia es una palabra que significa “comerse a si mismo” y es un proceso del que todavía falta mucho por conocer. Se trata de un proceso a nivel celular que está presente desde que nacemos hasta que morimos.

Algunas de las funciones de la autofagia son:

  • Cuando a célula le faltan nutriciones toma las partes de si misma que no son esenciales y las convierte en aminoácidos para conseguir proteínas que necesita
  • Se da cuando hay una parte dañada, la célula se “come” esa parte.
  • Si un agente externo entra en la célula, esta también puede usar la autofagia para eliminarlo.

Si la célula está sana la autofagia funciona correctamente pero puede ir disminuyendo su ritmo a medida que se envejece.

Se ha estudiado como estimular la autofagia a través del ayuno y del deporte y también su relación con enfermedades neurodegenerativas, el cáncer o enfermedades inflamatorias aunque todavía es necesario seguir investigando.

Referencia bibliográfica

Tusco R, Jacomin AC, Jain A, Penman B. S, Bowitz Larsen K, Johansen T, Nezis IP,Kenny mediates selective autophagic degradation of the IKK complex to control innate immune responses Nature Communications volume 8, Article number: 1264 (2017)

Fuente

The University of Warwick

 

Tags:
autofagía, cáncer de colon

Categorias:
Investigación

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Webmaster | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2018