Mi experencia de la Jornada de Jóvenes Alcalá 2014

Víctor Gómez, Calle Mayor (Alcalá de Henares)

No hace ni un año que cogí un autobús dirección Santander para ir a mis primeras jornadas de jóvenes. Tenía ganas, pero a la vez, era cauta porque no conocía lo que me iba a encontrar. En aquella ocasión sólo pude asistir los dos primeros días, pero fueron suficientes para darme cuenta de que tenía que repetir. Es difícil describir con palabras las emociones que se viven en tan pocas horas con personas que acabas de conocer, y con las que sientes una conexión, cercanía, comprensión… que nunca antes habías experimentado.

No tuve la oportunidad entonces (y tampoco me pareció oportuno por la brevedad de mi visita) hacer una valoración de las jornadas. Este año… pensaba hacerlo. Había estado pensando todo lo que os quería decir, pero cuando me puse a ello… resultó imposible.

Veníamos de pasar 3 días en los que habíamos disfrutado compartiendo un montón de actividades: escalada, tirolina, piraguas, tiro con arco, paseo a caballo, gymkanas, juegos de agua… Realizamos también una visita por Madrid, recorriendo sus calles más conocidas para terminar con un acto divulgativo en la Puerta del Sol, donde repartimos 1000 rollos de papel higiénico entre la gente que paraba a interesarse por nuestra enfermedad. Fue sorprendente y muy gratificante hablar con personas desconocidas acerca de nuestra enfermedad, y sobre todo, conseguir ayudar a personas afectadas que no conocían la asociación o el grupo de jóvenes.
Después de estos días en los que además de todo esto, habíamos compartido nervios, risas, emociones, confidencias, etc. Allí, frente a vosotros, lloré porque se terminaba. En ese momento fui consciente de que tenía que haberos dicho tantas cosas durante esos días... y en ese momento no pude decir ni la mitad de lo que quería:


Pienso que las jornadas deberían ser parte del tratamiento obligatorio para cualquier joven con EII. La recarga de energía que supone disfrutar unos días con personas que te comprenden al 100% es el mejor tratamiento que he recibido durante los años de evolución de mi enfermedad.


Puedo decir que me siento afortunada de haber tenido la oportunidad de asistir a unas jornadas y haberos conocido, porque cada uno de vosotros sois especiales. Los que conocí el año pasado, los que he conocido éste… He hecho verdaderos amigos, de los que puedes contar para todo, de los que te entienden, de los que… con una sola mirada saben lo que te está pasando, de los que siguen ahí aunque el tiempo pase.


Para mí, acudir a las jornadas es una prioridad desde el año pasado. Parte de nuestras vacaciones todos los años serán compartir estos días con vosotros. Quiero brindarle a Laia la oportunidad de que crezca rodeada de todos vosotros, de vuestro cariño, de vuestras experiencias… entendiendo y viviendo con absoluta normalidad nuestra enfermedad. Aprovecho para daros las gracias por el apoyo que habéis supuesto para nosotras durante estas jornadas de jóvenes. Yo no habría podido sola. Muchas gracias.

Finalmente, agradeceros a todos los que habéis hecho posible estas jornadas: ACCU España, haciendo una mención especial a Ilde por el apoyo que siempre ha mostrado hacia el grupo de jóvenes. Eres uno más de nosotros, siempre tendrás un hueco en nuestros corazones, y por supuesto… ¡una plaza para las jornadas! al igual que Elena, que es el alma de la fiesta. Sin ti no estaríamos todos. A todos los que trabajáis en la retaguardia, día a día… ¡Muchas gracias por vuestro trabajo! Pablo, gracias a tu esfuerzo y constancia… has conseguido hacer realidad ACCU jóvenes. ¡Te hemos echado de menos!

Dar las gracias también a ACCU Madrid, por la organización de estas fantásticas jornadas, pero en especial, a ti, María, porque has sido la que ha sacado este proyecto adelante. Porque desde que te conozco siempre he visto en ti una sonrisa. Porque siempre te estás preocupando por los demás, porque estemos bien, porque nos divirtamos. Porque siempre estás dispuesta a escuchar. Porque este año has organizado unas jornadas espectaculares, llenas de la alegría y el buen rollo que te caracteriza. Porque desde el primer momento que todos entramos por la puerta de la finca “La Esgaravita” conseguiste contagiarnos con tu ilusión. Tanto… que has hecho que me anime a organizar las jornadas del año que viene. Porque eres… especial. Muchas gracias

Ya sólo me queda deciros que espero que cada año acudamos más jóvenes a las jornadas. Espero seguir viendo a las caras conocidas, y por supuesto… ¡conocer muchas otras más! Por mi parte, haré todo lo posible para que el próximo año disfrutéis al máximo también.


¡Os espero a tod@s del 23-27 de Septiembre de 2015 en Vitoria! ¡No faltéis! Y no olvidéis que… ¡JUNTOS HACEMOS MÁS! ¡ACCU-NA MATATA!

Beatriz Lagullón Gredos es socia de ACCU Álava
 

Tags:
grupo de jóvenes

Última actualización

Aviso legal | Política de cookies | Contacto | Todos los derechos reservados © ACCU España 2019